El Rugby será uno de los últimos deportes en incorporarse a la práctica

Andrés Ramos, presidente de la Unión de Rugby de Cuyo, contó en el sitio de mdzol.com cómo están viviendo la pandemia los clubes y jugadores de la provincia.


Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

¿Esta pandemia ha impactado en la economía de los clubes y también de la Unión?

-En algunos clubes más que otros. Los que tienen mayores socios, están bancarizados y tienen mejor infraestructura soportan mejor el impacto, en cambio a otros el pago de la cuota de socios les ha disminuido notablemente.

Con respecto a la URC, como veníamos de años anteriores de tener una economía sólida hoy nos permite sobrevivir mejor y hacer frente a los gastos que tenemos. La Unión está solvente, estamos bancando los costos, por ejemplo tenemos 8 entrenadores rentados, sin que los jugadores hayan pagado el derecho de jugador (cuando la pandemia empezó la temporada de rugby todavía no arrancaba), además a los clubes no le podemos reclamar nada.

¿El rugby será uno de los últimos deportes en incorporarse a la actividad deportiva?

-Porque es un deporte de contacto, creo que se puede demorar más que otros deportes. Dependerá cómo nos vaya en la provincia con el tema del aumento o no de los contagios por coronavirus. El objetivo es que los jugadores vuelvan al club, hemos elevado un protocolo, damos un primer paso. Por ejemplo, que puedan jugar una especie de “tocata” cinco contra cinco para evitar mayores contactos.

Vamos de escalón en escalón, la idea es hacer algo, que los jugadores se muevan en el club.

-¿Les costará mucho a los clubes adaptarse al nuevo protocolo?

-Depende de la realidad de cada club pero en lo que se refiere a la limpieza e higiene de los mismos eso será obligatorio cumplirlo.

-Una vez que autoricen el juego, ¿cómo ves el tema del transporte hacia otra provincia?

-Lo veo complicado, hay que estar bien preparado para hacer viajes por ejemplo de 300 kilómetros cumpliendo todo el protocolo que eso requiere y, por otro lado, hay que esperar que abran las fronteras. En el caso que nos autoricen jugar pero que no se pueda hacer con equipos de otras provincias, estamos pensando en armar formatos de competencia de manera local.

-Apostamos al juego, buscarle la vuelta para que los rugbiers estén activos.

-Sabiendo que los jugadores van mucho al gimnasio, ¿habilitarán los gimnasios de los clubes?

-Todo va a depender de cómo evolucione la pandemia en Mendoza, pero te cuento que varios clubes desarmaron sus gimnasios y les dieron equipamientos o alternativas a los jugadores, por ejemplo dos mancuernas de pesas a cada jugador. Lo que pedimos que dejen actuar a los clubes, por supuesto cumpliendo todos los protocolos.

-¿Ves mucha ansiedad en jugadores, entrenadores y dirigentes por empezar la actividad?

-Sí,  hoy nos reunimos de manera virtual con dirigentes de la UAR para intercambiar opiniones y ver cómo podemos empezar. De todos modos en la Unión a través de sus entrenadores realizamos seguimientos de jugadores, cursos de rugby infantil de manera virtual obvio y participamos en las capacitaciones que brinda la UAR.

Acá en la provincia ya llevo varias reuniones con los presidentes de los clubes y uno de los temas que tocamos es el de mantener la motivación entre los jugadores, seguramente si analizamos números íbamos arrancar la temporada con muchos más jugadores de lo que tendremos cuando nos toque volver.

Hoy el dirigente no se puede relajar, tendremos mayores tareas que realizar, pensá que siempre estamos actuando, proponiendo, debatiendo y cuando empezó la pandemia nos pidieron que no hiciéramos nada, que nos fuéramos todos a sus casas.

Si seguimos en buen camino, con pocos casos de contagio les pediremos a las autoridades que nos dejen hacer algo de rugby.

Nota de https://www.mdzol.com/deportes/

Compartir.

Deje su Respuesta